Químicos

Tóxicos en la industria textil y de moda

¿Te has preguntado qué pasa con los químicos de nuestra ropa? En este artículo te contaremos un poco más sobre algunos de los químicos más utilizados en la industria textil y de moda, así como sus posibles impactos y/o repercusiones. ¡No te preocupes!, no todo está enfocado al problema, te compartimos algunas de las posibilidades ecológicas para esto.

Químicos y su uso dentro de la moda

En los procesos de cualquier industria suelen utilizarse substancias químicas que pueden ser nocivas para los ecosistemas, así como riesgosas para la salud de los usuarios y/o los trabajadores involucrados en los procesos de fabricación.

La producción de fibras es un subsector relacionado con el sector de la ganadería, la agricultura, química y petroquímica.

Los procesos de extracción de la materia desde el campo hasta los procesos de hilatura conllevan grandes cantidades de agua y energía, así como el uso de químicos utilizados en la transformación de la materia a la fibra.

Estas substancias se relacionan con diversas etapas de fabricación de un producto textil desde los pesticidas requeridos para el cultivo de fibras como el algodón, hasta los químicos aplicados para dar terminados y/o teñidos

Durante los procesos de Hilatura, se generan residuos sólidos como aceites, lubricantes, detergentes, fibras textiles, entre otros.

Los impactos ambientales asociados con la fabricación de tejidos se relacionan con el consumo de productos químicos, así como aguas residuales que resultan del uso de lubricantes, parafinas, tintes y gomas que se emplean para facilitar el proceso de tejido para fortalecer la urdimbre.

Finalmente, para los procesos de transformación y acabados de los textiles se utilizan grandes cantidades de agua, energía y agentes químicos o procesos de tintura que son lavados al final del proceso de teñido generando aguas residuales contaminadas.

Fashion Magazine

Impactos de los químicos en la salud

Sustancias químicas contaminantes como nonilfenoles etoxilados (NPE), ftalatos o colorantes azoicos, son algunas de las muchas involucradas con nuestra ropa. Sin embargo, resulta complicado saber qué sustancias estuvieron presentes en el proceso de acabado, teñido e impresión de las prendas que compramos.

Al lavar la ropa parte de estos productos químicos se liberan y pasan a ser aguas residuales que permean sedimentos marinos. 

La moda es la segunda industria más demandante de agua, y genera alrededor del 20 por ciento de las aguas residuales del mundo, liberando cada año medio millón de microfibras al océano. Y todo esto redunda en destrucción de biodiversidad y deterioro de los ecosistemas, pero también en problemas de salud para las poblaciones afectadas.

Lxs trabajadorxs del sector textil, no solo trabajan en condiciones carentes de seguridad e higiene a cambio de salarios bajos, también están expuestxs a sustancias con graves impactos en su salud.

Algunas de estas sustancias pueden funcionar como disruptores endocrinos que alteran el funcionamiento de nuestras hormonas alternado el aparato reproductor  entre otros órganos. Así como posibles carcinógenos ocasionando mutasiones enfermedades como como fibromialgia, sensibilidad química múltiple (SQM), fatiga crónica y cáncer de mama. 

Por ello, algunas de estas sustancias han sido prohibidas en la Unión Europea, sin embargo, algunas empresas continúan importando productos  en cuyo procesamiento se han utilizado estas sustancias.

Posibles Soluciones

En contra respuesta a todo esto existen posibilidades alternas para mitigar los impactos y mejorar las condiciones de salud y vida de los trabajadores y usuarios involucrados.

Te enlistamos algunas de las soluciones posibles paras atacar esta problemática y encontrar nuevos caminos para crear moda responsable:

  • Teñido Natural
  • Botánical Print
  • Nuevas tecnologías como Dye Coo
  • Teñidos con uso de ahorro hídrico y/o energético
  • Uso de substancias no toxicas, lubricantes biodegradables y almidones naturales en los procesos de hilatura y tejido.

En Creamodite estamos en una constante búsqueda por encontrar soluciones y propuestas que permitan contrarrestar los impactos de la industria.

Creamodite lleva desde 2016 investigando y fomentando el método de patronaje y diseño zero waste fashion, con metodologías proyectuales sostenibles capaces de lograr prendas con cero desperdicios mediante el trabajo de las formas.

Si quieres aprender el método, tienes el curso on line y si ya lo conoces puedes participar del concurso de diseño fashion alive y podrás participar de la pasarela performance en Madrid, Italia y Portugal.

Si quieres conocer más hazte socio aquí.

Redacción de  Ximena Corcuera para Creamodite

COMPARTIR

RELACIONADO

Zero Waste

Todos los años se fabrican millones de toneladas de nuevas prendas. Según el artículo “A scrap of difference: why fashion offcuts don’t need to

Read More »

Zero Waste

Todos los años se fabrican millones de toneladas de nuevas prendas. Según el artículo “A scrap of difference: why fashion offcuts don’t need to

Read More »

Zero Waste

Todos los años se fabrican millones de toneladas de nuevas prendas. Según el artículo “A scrap of difference: why fashion offcuts don’t need to

Read More »